Testata

THAT'S ITALIA

 

ISEO. That's Italia.

 

Esta ruta ciclista discurre a lo largo de la sede central de ISEO Serrature en Pisogne. He trabajado aquí durante más de veinte años, y cuando paso en bicicleta, digo hola.

 

El 2019 estaba solo a dos meses de distancia de nosotros.

Y nuestros corazones todavía estaban llenos de la alegría de celebrar los cincuenta años de ISEO, nuestro aniversario de oro, con recuerdos de las celebraciones donde, orgullosos y unidos, celebrábamos nuestros numerosos éxitos, así como los momentos difíciles que hemos superado juntos.

Soñábamos con un futuro que creíamos tener en nuestras manos…

Entonces, de repente, nuestras vidas fueron asediadas por el vacío: calles vacías, plazas vacías, caminos vacíos.

Incluso las olas del lago parecían inútiles.

Y todo a su alrededor: enfermedad y dolor. Mucho. Demasiado.

Encerrados en nuestras casas pero perdidos en un mundo, el nuestro, que ya no reconocíamos.

Y nuestros pensamientos también se volvieron hacia el silencio, que se había adueñado de  ISEO, hacia la maquinaria parada y hacia nuestro trabajo, casi evaporado.

Pero no hemos sido derrotados.

En los largos días del confinamiento, pensamos detenidamente sobre las formas en que podríamos responder a la situación y cómo podríamos prepararnos.

Y cómo podríamos reconstruir la esperanza.

Hemos redescubierto que los ingredientes de la receta ganadora son los mismos de siempre: nosotros, las mujeres y los hombres de ISEO y la forma en que expresamos nuestra dedicación, la máxima profesionalidad, la investigación de vanguardia y la belleza de los productos. Nuestros productos.

Ahora, el canto de las máquinas ha vuelto, y el himno al trabajo resuena de nuevo entre los departamentos.

Y los ojos de quienes trabajan brillan con la sonrisa que conozco muy bien: la sonrisa que expresa nuestra solidaridad.

Escucha esa música.

Este es el pueblo de Pisogne, estas son las personas de Lombardía. Esto es Italia.

 

ISEO. That’s Italia.